rueda_de_colores

Rueda de colores

Desde hace unos meses, Amaya Asiain Iraeta dedica parte de su tiempo libre a perseguir historias. Las comparte en el podcast La rueda de colores, donde cada 15 días conversa con un protagonista sobre alguno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que recoge la Agenda 2030. Con este proyecto, la periodista ambiental busca concienciar sobre los límites del planeta. Defiende que los recursos son limitados y, si no se tiene en cuenta, solo los privilegiados podrán acceder a ellos, acrecentando aún más la desigualdad.


¿Cómo surgió el proyecto La rueda de colores?

Unas compañeras y yo estábamos terminando de dar forma al podcast de WWF y nos apuntamos a un curso de la FAPE sobre podcasting, impartido por la agencia Freelance Press Save Journalism. Como parte del curso teníamos que presentar un proyecto y, dándole vueltas, pensé en que me gustaría hablar de la Agenda 2030, entender mejor cómo funciona, sus objetivos, si se están cumpliendo… Y así le di una primera forma a La rueda de colores. De ese curso tan interesante salieron dos cosas buenas: los podcastsSomos naturaleza, de WWF, y La rueda de colores.

¿Cuál es el propósito que se persigue con este podcast?

El objetivo de La rueda de coloreses hacer un poco más cercana la Agenda 2030 a través de historias inspiradas por los 17 ODS. La idea es que, de forma amena y sin palabras o conceptos demasiado técnicos, se vaya entendiendo la relación entre cada uno de los ODS y nuestra vida diaria. Para empezar, pregunté a mi entorno más cercano si habían oído hablar de la Agenda 2030 y solo estaban al corriente las personas que, de alguna manera, trabajan con ella. Pregunté también por el símbolo, por ‘la rueda de colores’ que llevan todos los miembros del Gobierno en sus solapas, pero, aunque muchos lo habían visto, no sabían relacionarlo con nada concreto. Pensé que aún había mucho trabajo por delante para divulgar y para generar espíritu crítico sobre la propia Agenda 2030, porque necesitamos hacernos preguntas, ser conscientes de si se avanza, de si nos estancamos y de dónde están los problemas. No se puede cuestionar lo que no se conoce y no se puede progresar si no analizamos dónde estamos y dónde queremos llegar. Y cómo queremos hacerlo.

A nivel más personal, ¿qué fue lo que incentivó tu compromiso con los ODS?

Entré en contacto con la Agenda 2030 a través de mi trabajo de comunicación en WWF. Las iniciativas que hemos realizado alrededor de los ODS siempre me han gustado y me han permitido trabajar con otras organizaciones y sectores, lo que ha sido muy enriquecedor, porque de esta forma hemos integrado los aspectos que promueve la Agenda 2030: ambiental, social y de desigualdad. Me quedé con el mantra de que no hay que dejar a nadie atrás a la hora de avanzar y que es importante aprender a vivir en un planeta finito, con una tremenda crisis de biodiversidad que tenemos que revertir.

¿Qué tipo de información van a poder conocer los oyentes en cada episodio?

En La rueda de coloresintentamos explicar la Agenda 2030 de forma amena, a través de una conversación tranquila. En el primer episodio abordamos qué significa la Agenda 2030 y contamos que 2030 hace referencia al año en el que se deben cumplir los 17 ODS. En los siguientes episodios nos centramos en un aspecto concreto de un ODS con algún protagonista. Algunos están de plena actualidad. Por ejemplo, Nuri Palmada, de Som Energía, nos explicó de forma muy didáctica por qué está disparado el precio de la electricidad cuando abordamos el ODS 7, Energía Sostenible.

¿Qué episodio cree que incitará más a los oyentes a concienciarse con la Agenda 2030?

Creo que depende mucho de la sensibilidad individual, pero me gustaría destacar dos de ellos. Uno es el episodio sobre el ODS 8, Trabajo Decente, en el que Ana Pinto, de Jornaleras de Huelva en Lucha, nos contó la historia que hay detrás de una bandeja de arándanos. Nos habló de las situaciones de abuso de la recogida de estos frutos en pleno siglo XXI, en España, y de cómo podría mejor la situación de muchas personas si, efectivamente, se avanzara hacia un trabajo decente. Y el otro es sobre el ODS 5, Igualdad de Género, en el que nos preguntamos si tenemos en cuenta a todas las mujeres cuando abordamos esta cuestión. Por ejemplo, ¿sabemos qué piensan y qué necesidades tienen las mujeres con discapacidad o las estamos discriminando dos veces? Gracias a Plena Inclusión Madrid[una red de organizaciones de personas con discapacidad intelectual] pudimos hablar con Inés Asín y preguntárselo directamente. Hablar con ella fue muy revelador.

¿Cuál de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) es el que más te ha incentivado a la hora de arrancar este proyecto?

Creo que tenía especial interés en hablar del ODS 3, Salud y Bienestar. Soy enferma de endometriosis y, aunque no está claramente demostrado porque aún se sabe poco, parece que la enfermedad puede estar provocada por agentes químicos externos que, dentro del cuerpo, funcionan como hormonas y siembran el caos. Pero si tengo que elegir un ODS, es el 17. Sin alianzas será imposible cumplir con la Agenda 2030. Además, como he comprobado en mi trabajo, lo bonito de trabajar en alianza es que aprendes, te motivas y avanzas mejor y con más ganas.

¿Crees que con este podcast se ayudará a concienciar a la población?

Me encantaría. Eso esperamos yo y las personas que, desde un principio, me han ayudado a que La rueda de coloresarranque. Les estoy muy agradecida. Son una muestra más de la importancia de ese trabajo en alianza que decía antes. Y también espero contribuir a un debate constructivo sobre cómo vamos a conseguir cumplir con la Agenda 2030. Con estas motivaciones, La rueda de coloressigue girando y tiene aún muchas historias que contar.