Proyecto Goliat

Todos tenemos algo que enseñar y algo que aprender. Sobre esta premisa nace Proyecto Goliat, la iniciativa sin ánimo de lucro de la madrileña María Pozo, de 26 años, que busca acercar el conocimiento a estudiantes de Bachillerato, aunque no solo, de una forma sencilla. La idea, la de aunar una cuidada selección de vídeo clases en una sola web, nació en 2013 en el marco de un programa de emprendimiento social de Telefónica llamado Team Big. Pero fue tras el confinamiento cuando el proyecto ha comenzado a despegar y reúne ya una selección de profesores de Youtube agrupados bajo un índice temático. El proyecto está comprometido con la Agenda 2030 para garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje.


¿Cómo surgió la idea?

Proyecto Goliat nació en 2013 al terminar mi Bachillerato. Siempre estudiaba con Youtube, pero a veces me tiraba horas en internet buscando contenidos buenos y todo era muy malo. Telefónica sacó un programa de emprendimiento que se llamaba Team Big, y me presenté. Con ellos fui a Dublín a una convención llamada One Young World, donde acudía gente de todo el mundo que tenía proyectos sociales. En aquella época no había tanto contenido, así que me dije: pues lo creo yo. Empecé a difundir la idea de mi proyecto en los medios de comunicación con la idea de que los profesionales dejaran el conocimiento en internet.

O sea, que ha sido una idea teórica durante años. ¿Qué te hizo desarrollarla finalmente?

A raíz de la pandemia los profesores se dieron cuenta de lo potente que es internet. Por fin había grandes contenidos, pero ¿cómo encontrarlo fácilmente? Creé una web desde cero para aglutinar todo eso. Decidí usar el potencial de internet y usé Webflow, una página de código libre, para crear mi propia web. Yo quería que la página tuviera una forma muy completa.  Proyecto Goliat es un repositorio de contenidos de calidad organizado por asignaturas y temas para que los alumnos puedan encontrarlo de forma fácil. Tiene buscador para buscar las videoclases y está centrado en segundo de bachillerato porque los contenidos están muy definidos y los alumnos se centran en el temario de examen.

¿Obtienes algún beneficio?

No hay ánimo de lucro, es mi contribución a la sociedad. Ahora mismo colaboran 14 profesores y están publicadas más de 700 video clases. Embebo los vídeos y les pido la autorización para que su contenido llegue a más gente, pero todas las ganancias que puedan recibir por sus nuevas visitas van para ellos. Lo más importante es que todo el mundo tenga acceso a la información de calidad. En muy poco tiempo he logrado que más de 7.000 personas entren en la web. Por poco que sea, todo cuenta, y los profesores están encantados. 

¿Qué tipo de profesores y asignaturas tienen más interés en Proyecto Goliat?

Por el momento tenemos 14 profesores y 10 asignaturas. Las que más se visitan son Filosofía, Lengua y Física. Los elijo porque, a mi juicio, son contenidos de muy buena calidad y están muy comprometidos. A Antonio Profe, uno de ellos, le han dado el premio Educa Banca al mejor docente de 2021. Rodrigo Lengua, de Lengua; y Titi CLB, de Filosofía, son buenísimos. También tenemos a El Profesor Inquieto, que es muy conocido y tiene muchísimos contenidos.

¿Qué nos deparará el Proyecto Goliat?

He estudiado Márketing y ahora estoy haciendo el MAES (Máster Universitario en Profesorado en Enseñanza Secundaria Obligatoria y Bachillerato Formación Profesional y Enseñanzas de Idiomas). El Proyecto es solo un punto de partida que espero seguir mejorando y mi aspiración es hacerlo crecer hacia el contenido de las Universidades. Cada vez hay más profesores que suben sus clases a internet. Sería algo así como acudir a una biblioteca, a la puedes ir y consultar un libro. La nueva biblioteca es internet.