El mapa de los ODS

Fernando Cuevas

Fernando Cuevas es profesor colaborador de la asignatura Trabajo Social y Cooperación al Desarrollo, en la Universidad Pontificia Comillas de Madrid. Hace tres años había recibido algunos cursos de formación, organizados por el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado, y quería aprovecharlos. Conociendo la potencialidad de la herramienta Mapas de Google decidió trasladarla a su asignatura. Desde entonces alimenta, junto con sus alumnos, un mapa que geolocaliza proyectos relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, favoreciendo su divulgación y la educación de los jóvenes en materias que van desde el clima a la igualdad.


¿Por qué centrarse en los ODS? ¿Por qué los considera importantes para los jóvenes?

El mapa se centra en los ODS de una manera transversal puesto que son abordados y relacionados con el temario de la asignatura durante todo el cuatrimestre que se imparte la asignatura. Son importantes para jóvenes y no tan jóvenes puesto que les permite familiarizarse con ellos e identificarlos con proyectos reales que se están poniendo en práctica en España y en cualquier país del mundo.

¿Cuántas personas han participado ya en él?

En el mapa de una manera activa y con el rol de editores, han participado más de 40 personas de la comunidad universitaria. El mapa ha recibido más de 20.640 visitas (hasta el 28 de noviembre de 2021) por lo tanto resulta una herramienta útil, práctica que permite su visualización utilizando sin más un criterio geográfico, o bien usándolo por búsquedas mediante “capas” en las que se agrupan los distintos ODS.

¿De qué manera o para quién puede ser útil el mapa?

Para cualquier persona que esté interesada en conocer alguna iniciativa o proyecto que se esté desarrollando en cualquier país del mundo por parte de una ONG, de una Fundación, de una agencia nacional o internacional de cooperación o por una Agencia del sistema de Naciones Unidas.

En estos 3 años que lleva en marcha, ¿qué diría que han logrado o extraído los estudiantes que han participado en este proyecto?

He preguntado a alumnos del curso pasado, como María de Lara García, que comenta que ha sido muy enriquecedor porque ha podido conocer el alcance de cada uno de los 17 ODS de una manera dinámica y atractiva. Alberto Domingos ha destacado que le ha supuesto un progreso intelectual al permitirle tener una visión holística y sistémica del esfuerzo, implicación y compromiso de multitud de personas de buena voluntad que están contribuyendo en la lucha para un mundo más igualitario y equitativo. O Andrea Collado, que ha enfatizado cómo el proyecto le ha ayudado a materializar y situar las diferentes necesidades de una forma práctica y realista.

¿Cómo valora la evolución de los estudiantes en su percepción del futuro y su implicación en el cambio sostenible a lo largo de sus años de docencia?

Los proyectos que han buscado, seleccionado y geolocalizado en el mapa colaborativo dan buena muestra de ello. Por el perfil de los estudiantes, que son de Trabajo Social, muchos de los proyectos identificados se agrupan en torno a la erradicación de la pobreza; la mejora de la calidad educativa; la igualdad de género y reducción de las desigualdades; la acción por el clima; agua limpia, etc.

¿Y usted?

Creo que con iniciativas como esta se contribuye a educar y sensibilizar sobre la necesidad de reflexionar respecto a nuestros hábitos de consumo y sobre la manera en la que consumimos. Por ejemplo, podemos ver un vídeo sobre la “isla de la basura” (formada mayoritariamente de plásticos) que flota en el Océano Pacífico y tomar conciencia de la reducción del uso de plásticos en nuestras vidas cotidianas, eliminando el uso del plástico en el aula. Acción local para el cambio global.